fbpx

La ilusión de Angela y sus amigas las sirenas

La ilusión de angela y la sirena

30 Jul La ilusión de Angela y sus amigas las sirenas

Angela, Make a Wish y Sirenas Mediterranean Academy

En febrero de 2018, Make a wish, contactó con Sirenas Mediterranean Academy para crear y colaborar en la ilusión de Angela y sus amigas las sirenas.

Ángela; una campeona de 9 años con una sonrisa envidiable y ojos brillantes llenos de luz. En el momento que se contactó con la fundación Make a Wish tenía clarísimo cuál era su ilusión: “…Subirme a un barco, meterme muyyy hondo en el mar para ver si hay sirenas!”. Su gran ilusión, es conocer, interactuar, cantar, tocar a las sirenas que se encuentran en el mar.

Make a Wish es una fundación cuya misión es provocar ilusión en niños con enfermedades graves por la incertidumbre de una enfermedad potencialmente mortal. Trabajando de la mano de médicos de diferentes hospitales para aportar a sus pacientes la energía y vitalidad suficiente para continuar luchando contra su enfermedad. Mediante la creación de experiencias inolvidables llenas de vida, fuerza y alegría.

Alejandro Rodríguez cocreador de Sirenas Mediterranean Academy, la primera escuela de sirenas que ofrece cursos y experiencias mediante sus colas de sirenas originales, junto al equipo de Make a wish España desde su delegación en Barcelona. La Escuela de sirenas tarraconense ya había colaborado anteriormente con las delegaciones de Boston y U.K.. Juntos imaginaron y diseñaron como debería ser está experiencia y este encuentro de Angela con sus amigas las sirenas.

La ilusión de Angela

Debido a su enfermedad hematológica Angela le ha sido imposible acercarse al mar durante muchos meses, ya que la intención del encuentro era para el año pasado. Pero junto a su familia han creado un balcón de su casa una hermosa playa, donde en ocasiones canta y baila a sus amigas sirenas, con la intención de ser escuchada por ellas. También el equipo de Make a Wish Barcelona contactaron con la nadadora olímpica Alba Cabello y Hotel Catalonia Les Magdelenes donde le regalaron un cola de sirena.

La ilusión ha sido el motor de Ángela a lo largo de su enfermedad. A pesar de los altibajos a nivel médico, la vitalidad de Ángela, su convencimiento y su ilusión por conocer a sus amigas sirenas, han servido para que tanto ella como su familia tuvieran la oportunidad de soñar y de seguir mirando hacia el futuro con optimismo.

Durante este tiempo esperando el OK de los médicos para el encuentro con las sirenas en el mar, el equipo ha seguido trabajando a través de los deberes de la ilusión. Han intercambiado cartas con las sirenas, donde le han contestado a Ángela todas las curiosas preguntas que tenía que hacer a sus amigas las sirenas:

“Queridas sirenas me gustaría conoceros, me da igual donde pero quiero veros por favor. Me gustaría saber : ¿Podéis respirar bajo el mar? ¿Tenéis Tablet o móvil?¿Pintura de casas? ¿Acuarelas? ¿Cómo os hacéis los collares?¿Tenéis carruaje? ¿Pegamento? ¿Hacéis la comunión? Es que yo voy a hacerla el 12/5/2018. ¿Vais a la escuela? ¿Qué os enseñan? A mi matemáticas, inglés, educación física, catalán y castellano…¿Creáis vuestro propio huerto? Nosotros sí, tenemos lechugas. ¿Tenéis firma? Hacermela si tenéis… Gracias

Carta una niña a una sirena

Ha trabajado en un menú para las sirenas, en un collar para las sirenas, y hasta en una canción para las sirenas.

A raíz de la gran implicación por su ilusión, se ha ido construyendo un fuerte vínculo entre Ángela y las Sirenas, que ha culminado en un precioso encuentro.

El encuentro de Angela con sus amigas las sirenas

Una vez creado este vinculo entre Angela y las sirenas a través de la ilusión, esfuerzo y trabajo de la familia, quedaba realizar el encuentro con las sirenas. Para ello se contactço con el Museo del Port de Tarragona donde Elvira y Mercè, mostraron su colaboración e hicieron de puente para tener a nuestra entera disposición al equipo la golondrina de  Tarragona Blau, capitaneada por Lluís y Jordi.

Saliendo desde El Serrallo el encuentro se realizaría en el mar a la altura de la Pineda. La Sirena Suriel, Susana  Seuma directora de la academia de Sirenas Tarragonina, se encontraba escondida en la popa del barco, y una vez llegado al punto marcado por el capitán saltaba al mar para encontrarse con Angela que situada en proa mirando al mar. Angela no se lo podía creer, cubierta por una gran visera que la protegía del sol, se podía vislumbrar su gran sonrisa. Suriel nadaba cerca del barco mientras saludaba a Angela y le transmitía mensajes de positividad y refuerzo para darle fuerzas en su recuperación. Frases pactadas con el equipo como que comiera mucho y leyera. Al despedirse la Sirena le lanzó su collar el cual Angela se colgó en su cuello.

 

Angela acariciando el collar de la sirena

Los padres de Ángela trasladaron la enhorabuena para todo el equipo. Una pena que no pudiéramos hacer un cierre todos juntos, pero la sirena tenía que pasar desapercibida. Cuando despedimos a Angela, ella seguía acariciando la piedra del collar y mirándola anonadada. Deseamos que este amuleto de las sirenas y del mar de Tarragona le den mucha fuerza.


Los beneficios de estas experiencias, en todas las ocasiones, son muy significativos.

Todos hemos albergado en alguna ocasión una ilusión intensa, y todos sabemos el efecto que esa emoción produce sobre valores esenciales como el compromiso, la perseverancia, la paciencia, la valentía, la resistencia. Los niños enfermos y sus familias viven en una rutina durísima. La ilusión que les provocamos entre todos y el esfuerzo personal que ellos mismos aportan para hacer realidad sus ilusiones, producen unos resultados igualmente espectaculares. Más allá de los momentos especiales que quedan para siempre en sus recuerdos, es realmente cierto que puede observarse una reacción positiva en sus sistemas de respuesta ante la enfermedad.

No se trata de hacer sorpresas ni comprar regalos, sino de crear juntos experiencias inolvidables para contribuir a la resiliencia de estos niños y sus familias, transformando así el miedo, el dolor y la incertidumbre en energía, vitalidad y espíritu de lucha. Los niños viven y sienten su ilusión durante todo el proceso, generando expectativas positivas, hecho que redunda en su familia, el equipo médico y el resto de personas que colaboran en la materialización de la ilusión.

Como dice Dr. Jaume Mora, Director del Departamento de Oncología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona:

“La ilusión permite a las familias y a nuestros pacientes vivir un entorno que definiría de belleza en un momento en que sus vidas están claramente determinadas por el silencio, la frialdad y la incertidumbre de una enfermedad potencialmente mortal”

Reportajes en prensa:

Diari Més TGN

NotíciesTGN

InfoCamp

Otras colaboraciones de Sirenas Mediterranean Academy con Make a Wish:

El sueño de ser sirena de Emily

El sueño de ser sirena de Chloe

cola de sirena y niña- carta niña sirena

Conviértete en sirena o tritón en nuestros cursos de sirena y tritón.

Para comprar cola de sirena para nadar de nuestra academia de sirenas